lunes, 16 de enero de 2012

                 
               Tengo el color del río y su misma voz en mi canto sigo,
                         el agua mansa y su suave danza en el corazón
                             pero a veces oscura va turbulenta en la ciega hondura
                                     y se hace brillo en este cuchillo de pescador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario